Qué raro que no esté esta palabra en el diccionario. Hasta en la Super Nintendo, hace ya 25 años por lo menos, aparecía «reset» en uno de sus botones, por lo que podías «resetearla» cuando algo no marchaba bien. Pero claro, los extranjerismos hay que mantenerlos a raya, que el español también cuenta.