Y la doble negación. Mi padre sale cada tanto con eso: «Si dices "que no sea nada", en realidad estás deseando que sea algo». Da igual que le expliques que es un uso convencional en castellano.